Decoración de Habitaciones para Bebés y el Feng Shui, Recámara

Cada vez que nace una persona, ocurre un desplazamiento del campo de energía creado por la posición de los astros, esto incide de forma trascendental en la vida de los bebés.

La filosofía china del Feng Shui dice que la carta natal determina el elemento dominante de la persona y la de su campo de energía, informándonos sobre el tipo adecuado de energía necesaria para armonizar con su entorno. Esto se logra con el adecuado acomodo de los muebles, los juguetes y demás adornos de la habitación.

Se deben tomar también en cuenta los colores, las texturas, materiales y elementos vivos para activar correctamente la energía que es positiva para el bebé, para lograr esto, él cuenta primero que nada con su mamá, ya que el primer año de vida ella está dedicada a esforzarse y elaborar dispositivos de adaptación para conseguir la mejor estancia de su hijo en este mundo, y qué mejor que con el Feng Shui; así que todo aquello de lo que carece el infante, lo compensa y proporciona la madre.

Para lograr un adecuado campo de energía para el bebé, debemos empezar por tener una habitación bien distruibuida y armonizada, ya que ese será el lugar donde el pequeño pasará la mayor parte de su tiempo.

El tamaño y las proporciones de los objetos son sumamente importantes, por este motivo la habitación del bebé no debe ser grande, y debe tener una ventana discreta para evitar la salida de energía positiva. La puerta debe ser más alta que ancha y no debe estar frente a la ventana porque la energía positiva que entra por la puerta sale rápidamente por la ventana.

El color de la recámara puede ser verde claro, que proporciona un ambiente de tranquilidad, pero se recomienda más, el amarillo en tono suave, ya que es un color que favorece y motiva el estudio y aprendizaje del niño. 

Espero que esta información te haya resultado útil.
Que la pases Muy Ameno

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Estaré muy alegre de recibir y contestar tus comentarios...