Decoración de Habitaciones para Bebés y el Feng Shui, Luces y Sonidos


La salud de los niños depende de una amplia variedad de factores: de su integridad y vigor físico, del clima social y emocional, del medio ambiente y de la familia en la que viven.

Las luces y sonidos si no son adecuados a la fragilidad física del niño, pueden ocasionar trastornos. La visión es el más complicado de todos los sentidos. suministra el informe detallado del mundoexterior y registra distancias, tamaños, colores y formas.

Los ojos no funcionan como meros receptores que captan los rayos de luz, son "antenas" que se hallan en constante movimiento adaptativo, por lo que es sumamente importante considerar que las luces tenues y sin brillos son las más propicias para el bebé, pues estas le proporcionarán tranquilidad y relajamiento, tanto en el momento en que está dormido, como cuando está despierto. Este contraste de luces lo rodearán de energía positiva.

Una pequeña lamparita conectada en el interruptor será suficiente para mantenerla encendida durante la noche. Además de proporcionar energía positiva al bebé, es benéfica para los mismos padres, pues en cualqueir momento se podrá observar al niño sin necesidad de encender otra luz.

En la medida que el niño va creciendo, la iluminación puede ir cambiando. Cuando el niño es capaz de fijar su atención en algún objeto que le atraiga, se pueden utilizar lámparas con dibujos en movimiento, con luces tenues que le puedan entretener y al mismo tiempo llevarlo al sueño.

El niño es muy suceptible al ruido, desde los primeros días de nacido responde al ruido por medio de sobresaltos. La sensibilidad auditiva que tienen los niños recién nacidos ante estímulos sonoros altos se traduce en sobresaltos y aumento del ritmo cardiaco.

Esto tampoco quiere decir que no deba estar expuesto a ruido alguno, es adecuado acostumbrarlos a los sonidos de acuerdo a su madurez auditiva, por ejemplo, empezar con música suave que no tenga cambios constantes de sonidos, son el tipo de melodías más adecuadas para los niños pequeños.

Si se encuentran en un medio donde los ruidos son mucho y variados, como en las grandes ciudades, es conveniente que haya elementos que absorban ese ruido, tales como tapetes o cortinas. El ruido constante dentro de la filosofía del Feng Shui, se considera un peligroso enemigo, por lo tanto , es sinónimo de energía negativa.

Espero que esta información te haya resultado útil.
Que la pases Muy Ameno

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Estaré muy alegre de recibir y contestar tus comentarios...