Decoración de Habitaciones para Bebés y el Feng Shui, Muebles

La adecuada posición de los muebles es importante, así como el orden, ya que la saturación de espacios y el desorden, distraen y absorben energía. 

El lugar donde se coloca la cuna o cama del bebé es muy importante en el Feng Shui. Lo ideal es que la cuna deba tener una vista clara de la puerta, y lo mismo se aplica en relación a la puerta, la que debe tener conexión directa con la cama, sin ningún obstáculo entre ambas. 

Es recomendable colocarla en una pared sin ventanas, dándole una mayor tranquilidad al dormir y gran estabilidad emocional cuando se encuentre despierto, eso también evitará la fuga de la buena energía que se desprenda a su alrededor. 

Esa colocación evitará al mismo tiempo reacciones de miedo a cambios súbitos de temperatura o a la aparición de ruidos fuertes que ocasionarían un desequilibrio en su estado de ánimo y, por ende, en su salud.  

La iluminación del cuarto debe ser tenue, sin dejarla totalmente en penumbra, una luz suave que no alumbre directamente, ya que la reacción emotiva puede ser de llanto ante cualquier estímulo de luz intensa y esto nos lleva a un desequilibrio armónico. 

La ropa de cama debe ser ligera, pero al miso tiempo térmica, se sugieren telas de algodón, pues estas permiten que el niño no se sienta sofocado si es necesario taparlo, pues esto traería como consecuencia movimientos bruscos de cabeza y manos, acciones que le pueden restar tranquilidad. 

Es importante subrayas que deben de tomarse en cuenta todos estos elementos para la adecuada armonía del bebé. Los estímulos que pueden producir reacciones de zozobra o estrés en él son mayores que los estímulos que pueden proveerle quietud y otras respuestas que manifiestes un estado de equilibrio.


Que la pases Muy Ameno

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Estaré muy alegre de recibir y contestar tus comentarios...