Decoración de Habitaciones para Bebés y el Feng Shui, Colores

El niño recién nacido (de cuatro semanas) comienza por diferenciar el contraste, es decir, la claridad de la obscuridad; no hay preferencia por el color ni distinción de ellos, la madre es la encargada de proveer al niño de todos esos beneficios que le dan los colores, pues cada uno tiene su propia cualidad armónica, que a su vez armonizan con el espíritu de cada persona, jugando un papel decisivo en la vida de cada ser humano.

A continuación te presentamos los colores básicos y su significado dentro de lo que es la filosofía china del Feng Shui.

Negro: Trae soledad, aislamiento y silencio (que no es adecuado para el bebé)
Blanco: Armonía, paz, equilibrio, tranquilidad.
Amarillo: Efecto de luz y alegría, claridad, reflexión. Mantiene relajación y calidez.
Verde: Seguridad, estimula la buena energía del organismo, tranquilidad. Este color estimula la recuperación del enfermo.
Azul: Da un efecto de tranquilidad, serenidad absoluta, el cuerpo se relaja obteniendo satisfacción y estabilidad emotiva.
Rojo: Color que por si sólo es agresivo y a la vez elegante, dando un exceso de energía. Es un color que expresa fuerza vital.
Rosa: Emotividad, sensibilidad y delicadeza.
Gris: Neutralidad, libertad y pasividad.
Anaranjado: Deseos de lograr éxito, voluntad para lograr cosas.
Violeta: Buen grado de identificación y sensibilidad.
Marrón: El efecto de este color es de vitalidad sensorial, mejora la receptividad a los estímulos.

Espero que esta información te haya resultado útil.
Que la pases Muy Ameno

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Estaré muy alegre de recibir y contestar tus comentarios...